viernes, 3 de octubre de 2008

Coloquio El Discurso de la Felicidad

Hace un par de semanas hice un pequeño coloquio, encuentro, para conversar sobre lo que he estado aprendiendo sobre el discurso histórico de la Felicidad. Este aprendizaje me ha traído sorpresas y también ha iluminado el observador que soy del mundo sobre los discursos en que habito y que me rodean.

Asistieron 7 personas y conversamos toda la mañana de un sábado... para mi fue una experiencia muy excitante (aunque debo confesar que la tensión previa apenas me dejo dormir esa noche). Partimos explorando que tan feliz se declaraban y luego, su sentido de qué es la Felicadad y que les falta en sus vidas para ser (más) felices. Este es un pequeño resumen de lo que allí apareció:

Felicidad (Qué es)
- Un estado de ánimo que se contruye
- Disfrutar / Estar Aqui y ahora
- Soltar el Control
- Hacer ciertas actividades (las que me gustan más)
- Construir hacia adelante
- Ausencia de Sufrimiento
- Relaciones Satisfactorias (Familia, Trabajo)
- Tener aceptación / hacerse cargo
- (No es la Alegría)
- Tabú


Que nos Falta
- Obtener ciertos logros
- Tener pareja
- Encontrar "la justa medida"
- Hacer mi rol / ser aceptado
- Silenciar el "run run" mental
- Tiempo y Dinero
- Fluir
- Soltar las preocupaciones

Luego hicimos un ejercicio basado en el argumento de "la máquina de la experiencia" de Robert Nozzick, para pasar finalmente a examinar brevemente cinco discursos históricos sobre la Felicidad, que denominamos: El Discurso Ancestral, El Discurso Metafísico, El Discurso Religioso-Metafísico, El Discurso Moderno y los discursos contemporáneos. La slides de apoyo pueden verlas a continuación:





Más que hacer una síntesis acabada o un análisis profundo de lo que conversamos ese día, quiero agradecer a los amigos que asisitieron: Claudia, José, Lina, Pedro, Gabriela y especialmente a Marta, quien me acompañó y fue fundamental para que este pequeño evento fuera exitoso. Un gran abrazo para todos.

En la galeria lateral pueden ver algunas de las fotos que Gabriela tomó ese día y que gentilmente me envió...



Blogged with the Flock Browser

3 comentarios:

karina dijo...

Francisco

Te felicito por la iniciativa... pero por sobre todo por el contenido.

Es bueno detenerse y reflexionar sobre este tipo de temas.

saludos,
Karina

mane72 dijo...

Estimado,
Aquí mi visión particular sobre el tema.
La felicidad para mi es como ves la vida. Todos pasamos por momentos duros y otros buenos, pero es sobre todo tu manera de aprecierlos lo que te hace valolarlos de manera distinta. No creo que simplemente se "sea" o no feliz, pues la existencia está hecha de instantes irrepetibles. Si te quedas con los buenos y los atesoras; y por otra parte vas dejando lo malos cada vez más lejos, pues tienes más probabilidades de sentirte feliz. A pesar de las leyes de los grandes números, me ha impresionado ver la cantidad de gente insatisfecha en Europa, que tienen todo, pero se ven y sienten solos, infelices... Entonces para mi el ser feliz es cada vez más atesorar esos momentos especiales, regalar sonrisas, ser gentil, regalar alegría, instantes... escuchar, empatizar. De este mundo nos vamos tan desnudos como llegamos. Si se ama y si se logra ser amado, entonces quizás puedas decir con propiedad que fuiste feliz.
(Manuel Gárate)

Gabriela Germain Fonck dijo...

Francisco: tras ver este video http://video.google.com/videoplay?docid=-5645724531418649230&q=The+Story+of+Stuff%2Bespa%C3%B1ol+&ei=WpYgSJmKJYvmigLE-Zy2AQ&hl=en
no he podido evitar recordar el punto en tu coloquio "Discurso de la felicidad" en que te referiste a una encuasta que demuestra con un gráfico con dos curvas, la del dinero y la de la felicidad, cómo se llega a un punto en que estas se separan y la obtención de bienes deja de relacionarse al aumento de la felicidad.
Presta especial atención en el video al análisis de los conceptos de "obsolescencia planificada" y "obsolescencia percibida". Ese es, a mi juicio, punto en que tu discurso y el de esta gringa se unen.
Puede sonar un poco negativo el planteamiento, pero he querido compartirlo con los visitantes de tu blog, porque creo que para aspirar a estar mejor, hay que partir por saber qué es lo que nos duele. Solo así podemos atacar el mal y "mejorarnos".